Cierre de ciclos

Para empezar una nueva etapa debes dejar cerrada muy bien la anterior. Debemos aprender a pasar la página y acostumbrarnos a cerrar ciclos vitales. ¿Al finalizar un año o un evento en nuestra vida nos preguntamos cómo cerrar ese ciclo? Existen herramientas que nos ayudan a hacerlo.

Cerrar ciclos es ponernos en paz con lo que estamos dejando atrás. Al no cerrarlo, todo lo que no hemos sanado o resuelto nos lo llevamos puesto al siguiente ciclo, y esto ocurre en todos los aspectos de nuestra vida tanto físico, como mental y emocionalmente. Al no cerrarlo como es debido, seguimos repitiendo los mismos patrones de creencias y comportamientos porque lo que dejamos inconcluso siempre lo vamos a seguir cargando.

Recordemos que la vida no es lineal, todo forma parte de una espiral, de un “continuo” proceso de transformación. Cada etapa de nuestras vidas es un ciclo con un inicio, un tiempo de transición y un cierre. Cuando no le damos el debido tiempo y atención a estos cierres entre un ciclo y otro, nos llevamos una parte de la carga al siguiente ciclo.

No se trata de borrar de manera automática los recuerdos, sino en saber utilizar nuestra inteligencia emocional para poder resaltar lo bueno, lo aprendido y utilizar nuestra memoria selectiva para recordar aquello que nos ha ayudado a crecer.

Algunos consejos que sugiero, según la ciencia y la psicología, para ayudarnos a hacer el cierre adecuado de cada ciclo:

Despedirlo con gratitud

Cuando cerramos un ciclo con gratitud, entramos en una valoración de lo que realmente logramos y nos llenamos de nueva energía para el siguiente capítulo.

Dejar ir lo que ya no nos hace falta

Soltar las cosas que no son necesarias de la etapa que dejamos atrás y que no nos aportan nada es de suma importancia para afrontar nuestras próximas nuevas realidades.

Crea una bitácora

Escribe en páginas de colores lo qué aprendiste de la experiencia que estás dejando atrás, todos los acontecimientos nos dejan una lección que nos invita a crecer, sanar y aprender. Quédate con las cosas buenas y alimenta tu espíritu de todo lo positivo. Lo que consideras negativo sin duda te trae enseñanza y crecimiento.

Empieza desde cero

Empieza tu nuevo ciclo con entusiasmo y gratitud. Poco a poco lo nuevo de este ciclo nos será familiar y obtendremos nuevos aprendizajes y lecciones de vida que fomentarán nuestra salud mental de cara a un futuro más espléndido y brillante.

Sigue tus propósitos

Podemos siempre lograr muchos de nuestros propósitos si usamos las herramientas adecuadas y tomamos la firme decisión de pasar de la intención a la acción. Para esto debemos definir nuestros propósitos de forma clara, vencer el miedo a los cambios, superar los obstáculos que nos impiden alcanzarlos, cambiar algunos hábitos cotidianos por otros que nos acerquen a la vida que queremos. Sigue estos consejos y logra firmemente tus propósitos:

SÉ CLARA EN TUS PROPÓSITOS. Todos los propósitos no son los mismos para todos. Para poder definir un propósito que vaya con tu personalidad, tus fortalezas y tu talento, debes tener total claridad y certeza.

ATRÉVETE. Debemos perder el miedo a los nuevos cambios para iniciar de forma consciente lo que nos acerca a los propósitos que queremos conseguir.

COSAS QUE DEBES CAMBIAR. Sustituir hábitos y creencias que nos mantienen en el mismo punto por otros que nos acerquen a los propósitos que queremos.

Espero que a partir de ahora puedas cerrar los ciclos que debes dejar atrás y enfocarte en ti y en tu crecimiento. Ver lo positivo. Que entiendas y agradezcas el estar aquí y ahora. Que te des cuenta de las muchas e increíbles posibilidades que nos da la vida para crecer y avanzar. Que confíes en ti. Que con todas tus fuerzas decidas ser feliz.

Cierre de ciclos

Para empezar una nueva etapa debes dejar cerrada muy bien la anterior. Debemos aprender a pasar la página y acostumbrarnos a cerrar ciclos vitales. ¿Al

SIGUE LEYENDO

Medicina Estética y Bienestar

Cierre de ciclos

Para empezar una nueva etapa debes dejar cerrada muy bien la anterior. Debemos aprender a pasar la página y acostumbrarnos a cerrar ciclos vitales. ¿Al

Seguir leyendo »