Botón Whatsapp Botón Card Pagar aquí

LA PREGUNTA DEL MILLÓN DURANTE LA PANDEMIA Y SIEMPRE

Aunque el COVID-19 se propaga exponencialmente y ha causado estragos en el sector de la salud y financiero, el miedo se ha difundido aún más rápido, afectando el bienestar físico, emocional y mental de millones de personas. Lo más seguro es que tú sabes cómo contribuir para que la curva de contagio se nivele. Sin embargo, muchos no saben cómo evitar estados emocionales de ansiedad, miedo y hasta terror. La pregunta más importante que necesitas hacerte siempre es ¿Cómo me siento?

Esto te ayuda a:

1.Crear consciencia emocional: las emociones que sientes pueden ser son como la piedra en el zapato, que está ahí y aunque te molesta no te das cuenta que es lo que te está lastimando, hasta que te quitas el zapato. Preguntarse cómo te sientes y conectarte con tus sensaciones corporales, abre la posibilidad de descubrir más profundamente las emociones que te están afectando, para entonces poder

2.Identificar emociones beneficiosas: aunque todas las emociones juegan un papel importante en nuestra vida, es fundamental entender que algunas emociones son beneficiosas y otras son perjudiciales. Al determinar cómo te sientes, es importante recordar que las emociones beneficiosas conllevan no sólo a niveles más altos de bienestar para ti y para aquellos que te rodean, sino que también te ayudan a ver la realidad más claramente. Ejemplos de emociones beneficiosas son la paz interna, amor, gratitud y compasión.

3.Identificar emociones perjudiciales: las emociones perjudiciales como el miedo y la ansiedad, entre otras, crean condiciones tóxicas para tu cuerpo, tu mente y para tu entorno social. Estas emociones se propagan de chispa a fuego salvaje sino se identifican a tiempo, lo cual hace más difícil que regreses a un estado de balance.

4.Reconocer la necesidad de autorregulación: durante estados de resiliencia emocional, el tallo cerebral, sistema límbico y corteza cerebral, funcionan de una manera coordinada y efectiva. Sin embargo, cuando te sales del área de resiliencia o balance emocional, la corteza del cerebro se dispara y tus pensamientos se vuelven obsesivos. Esta es una señal clara de que necesitas tomar una pausa para autorregularte.

5.Determinar prácticas de autocuidado: haz una lista de cosas que puedas hacer cuando te encuentras desregulado. Hábitos como la oración, meditación, leer, hacer ejercicio y escribir son algunos ejemplos de cosas que pueden ir en tu lista. Sin embargo, conectarte con tu cuerpo, monitorear tus sensaciones corporales y aceptar amorosamente todo lo que sientes, puede ser una táctica muy efectiva para autocuidarte.

6.Implementar un plan de acción: decide claramente qué vas a hacer para sentirte mejor y toma acción. Tal vez necesites sentarte y respirar por unos minutos, tomarte un día entero para regresar a un estado de balance interno o buscar ayuda psicológica. Haz todo lo que sea necesario para sentirte mejor, ya que tu bienestar está en tus propias manos.

7.Aumentar tus niveles de bienestar: cuando te preguntes a ti mismo cómo me siento y determines que te sientes bien, es un buen momento para practicar el autocuidado, ampliar tu área de resiliencia emocional y sentirte aún mejor. Esto, a su vez, aumenta tu capacidad de mantener la calma en los momentos difíciles.

El bienestar emocional debe ser una de tus prioridades más importantes, ya que éste determina tu felicidad y paz mental. Las condiciones actuales nos ayudan a poner la vida en perspectiva y reconocer que muchas de las cosas a las que le entregamos nuestra tiempo son efímeras. Sin embargo, las fortalezas internas son el verdadero tesoro de la existencia humana porque siempre están ahí para ayudarnos a navegar las circunstancias cambiantes de nuestro mundo. ¡Nunca es tarde para poner nuestras prioridades en el orden correcto!

Por: Andrea Monsanto, M.S.

www.andreamonsanto.com

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

te podríainteresar

Ubicación

Icono row