Botón Whatsapp Botón Card Pagar aquí

LAS 3 REGLAS DORADAS DE LA PROSPERIDAD

Aunque muchos asocian la ganancia financiera con la implementación exitosa de acciones concretas, existe una realidad más profunda que rige el flujo de recursos en la vida de una persona y, en última instancia, determina los frutos del trabajo del individuo. La capacidad de generar niveles más altos de bienestar financiero está directamente relacionada con ciertas actitudes que vale la pena cultivar:

Gratitud:

  • Una actitud de agradecimiento hacia la vida, incluyendo experiencias placenteras y dolorosas, desempeña un papel crucial en la creación de abundancia y prosperidad, ya que de esta forma aumentarás tu resiliencia emocional.
  • Dar gracias por tus experiencias difíciles te ayudará a aprender las lecciones que dichas experiencias tiene para enseñarte, así podrás procesarlas más rápidamente y con menos sufrimiento.
  • La gratitud te ayudará a aclarar tu mundo interno de estados mentales aflictivos, abriendo un espacio que apoya tu creatividad para así poder tener ideas que te puedan generar ingresos. Esto sucede cuando te enfocas más en pensar en la solución a tus problemas, que en el problema como tal.
  • Hace que sea más fácil tomar conciencia de las actitudes negativas que podrían estar deteniendo el flujo de abundancia en tu vida. Especialmente, porque muchas actitudes que atacan tus finanzas han sido pasadas de generación en generación y pocas personas desarrollan la capacidad de identificarlas.

Valentía:

  • Convertir tus nuevas ideas en acciones concretas requiere el coraje de fracasar, ya que el éxito rara vez está garantizado. Tomar la determinación de nunca darte por vencido, independiente del número de intentos sin éxito, es una de las decisiones más importantes para desarrollar la valentía.
  • El hábito de crear e implementar nuevas ideas puede fortalecer tu resolución de arriesgarte y atreverte a ir más allá de tu zona de confort. Tomar el tiempo de monitorear tus acciones, determinando como puede mejorar, puede aumentar grandemente tu capacidad de tener éxito.
  • Es principalmente cuando estás dispuesto a ir más allá de tu zona de confort que puedes alcanzar tus más grandes sueños. Sin embargo, alcanzar tus metas no siempre sucede en saltos quánticos. Es por medio de la acumulación de pequeños logros hacia esa gran meta, lo que hace que puedas triunfar.

Generosidad:

  • Acostumbrarte a compartir alegremente tus recursos materiales con otros, crea las condiciones internas que permiten que fluyan aún más recursos en tu vida. De esta forma, harás que tu dinero se convierta en un vehículo de servicio al prójimo y apoyará una distribución más justa de los recursos financieros en el planeta.
  • Compartir debe ser una experiencia que desafíe constantemente tus límites para dar más, en lugar de ser una rutina estancada y relegada a repartir sobras. Decidir compartir un porcentaje de tus ganancias es una manera cuantificable de aumentar gradualmente tu capacidad de ser generoso. Entre más escasos sean tus recursos, más importante se hace cultivar el hábito de compartir.
  • Analiza tus percepciones acerca de compartir, ya que usualmente las personas piensan que lo que comparten se les va a acabar. La ley universal es que quién da recibe, solo necesita tener la valentía de superar la resistencia a compartir, para así poner a la prueba de la experiencia esta realidad metafísica. Además, la generosidad crea un espacio de protección de tus propias necesidades básicas, las cuales pueden llegar a ser satisfechas en formas inesperadas en aquellos momentos en los que puedas necesitar de la generosidad de los demás.
  • Si bien es cierto que compartir es importante para crear un estado de prosperidad, es importante aprender a ser generoso sin esperar nada a cambio. De hecho, suele suceder, que aquellos a quién ayudas son los que después te dan la espalda. Si no tiene expectativas, entonces estas situaciones no se convierten en excusas para dejar de compartir.

Sin duda alguna, para alcanzar la prosperidad es necesario implementar planes exitosamente. Sin embargo, desarrollar hábitos como la  gratitud, valentía y generosidad es aún más importante. Dichas actitudes te ayudan a asegurarte que el dinero se convierta en un instrumento de evolución personal y no de decadencia humana, como es prevalente en nuestra sociedad. La gratitud, valentía y generosidad son hábitos que tienen el potencial de aumentar tu «patrimonio», mientras simultáneamente transforman tu vida emocional y social. En términos financieros y figurativos, ¡ser agradecido, valiente y generoso es un negocio redondo!

Por: Andrea Monsanto, M.S. Grado de Bioquímica de la Universidad SUNY at Stony Brook, New York. Maestría en psicología positiva de Life University, Georgia, Estados Unidos. Estudió filosofía en La Escuela de Filosofía Práctica, New York

Facilitadora del Entrenamiento de Compasión Integral*, Life University. Estados Unidos. *Programa utilizado por las Naciones Unidas para enseñar inteligencia socioemocional alrededor

Para participar de nuestras clases gratuitas de bienestar emocional y financiero contactar visita su página web: www.andreamonsanto.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

te podríainteresar

Ubicación

Icono row