Botón Whatsapp Botón Card Pagar aquí

¿Para qué sirve el Ácido Hialurónico?

Quédate en este blog y conoce cuál es la funcionalidad del ácido hialurónico en nuestro cuerpo. Además, podrás identificar si tú eres usuario potencial para este tratamiento. (tiempo de lectura 3 minutos)

El ácido hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el cuerpo, que se encuentra principalmente en la piel y su función es retener el agua, confiriéndole hidratación y volumen al rostro. Esta sustancia se introduce en el cuerpo de manera inyectada.

Con el pasar de los años los músculos faciales empiezan a perder su volumen al mismo tiempo que el cuerpo produce menos colágeno, por consiguiente, aquellas líneas dinámicas empiezan a convertirse en arrugas, tienen cada vez más profundidad y cada vez el rostro requiere de menos gesticulación para que estas aparezcan.

Las consecuencias de la perdida de volumen del rostro, en las cuales podemos utilizar ácido hialurónico, las empezamos a evidenciar en el tercio medio e inferior de nuestro rostro, se puede manifestar de la siguiente manera:

– Hundimiento de los surcos lagrimales, ocasionando ojeras profundas.

-Pérdida de volumen en las mejillas o pómulos, en muchas ocasiones como «continuación» de los surcos lagrimales.

-Pérdida de volumen en los surcos nasogenianos

-Perdida de volumen alrededor de la boca, lo que ocasiona líneas de marioneta.

En todos estos casos, luego de tener un diagnóstico adecuado por el médico tratante, para conocer cuanto ácido hialurónico requiere el paciente, se podrá revoluminizar las áreas del rostro obteniendo armonía y un aspecto rejuvenecido, en el rostro.

Existen casos donde no precisamente el paciente presenta perdida de volumen, sino que su fisonomía original siempre ha presentado depresiones en ciertas áreas del rostro. Es importante mencionar que el ácido hialurónico también puede ser utilizado en este caso. Algunas de estas áreas que se pueden tratar son:

-Mentón.

-Mandíbula

-Parte superior de los pómulos

-El tabique nasal

-Labios

En el cuerpo, la sustancia tiene una duración de hasta 24 meses, dependiendo de los cuidados que el usuario lleve y del tipo de ácido hialurónico utilizado. Para preservar estos resultados es importante que el usuario no masajee las zonas donde se realizó el tratamiento, tome agua constantemente para mantenerse hidratado, utilice protector solar y ayude a mantener la integridad de la piel tomando colágeno hidrolizado.

Si estos procedimientos los combinamos con otras técnicas especiales, como la toxina botulínica, para tratar la parte superior del rostro y los hilos tensores para redefinir y tensionar áreas del rosto, conseguiremos mejores resultados y más duraderos, ya que como cada tratamiento actúa de manera diferente y a distinto nivel y se produce una sinergia entre ellos.

Tras someterse a tratamiento de revoluminización con ácido hialurónico, puede aparecer de forma transitoria un ligero enrojecimiento, hinchazón o pequeño hematoma en la zona inyectada, esto es normal mientras que el cuerpo asimila el producto, además esta hinchazón irá desvaneciéndose con el pasar de los días.

El usuario que se realice un procedimiento de ácido hialurónico podrá retomar sus actividades de manera normal, ya que este tratamiento no genera incapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

te podríainteresar

Ubicación

Icono row